Si has decidido reformar tu cuarto de baño o vas a crear uno nuevo porque te mudas a otra casa, esta será una de las decisiones más complicadas que tendrás que tomar será en el cuarto de baño. Junto con la cocina, son las estancias de la casa a las que los clientes le otorgan una atención especial. La hora del aseo, ya sea en ducha o en bañera, es uno de los momentos más relajantes del día y por eso tienes que tenerlo todo preparado para garantizarte la mejor relajación y descanso posible.

Por eso, una opción que no puedes dudar en incluir en tu nuevo cuarto de baño es un dispositivo de hidromasaje que te garantice

Ahora bien, la disyuntiva y la complicación llega cuando se trata de escoger entre colocar una bañera con hidromasaje o una ducha con una columna de hidromasaje. Antes de tomar la decisión, debes valorar las ventajas y los inconvenientes de ambas opciones. Podemos asegurar desde el principio, que la ducha siempre será una mejor opción que la bañera aunque solo sea por el ahorro de espacio y agua que conlleva.

 

Bañeras con hidromasaje

Claramente, no podemos negar que las bañeras con hidromasaje son elegantes y sofisticadas. Le aportan al cuarto de baño cierto toque tradicional y clásico, aunque puede amoldarse a un espacio moderno y minimalista. Tener una bañera con hidromasaje permite una relajación total del cuerpo reposando sobre el agua en la bañera, puede tener fines terapéuticos o, simplemente, relajantes.

Sin embargo tienen un gran inconveniente, y es que las bañeras ocupan dos o tres veces el tamaño de una ducha, y muchas veces, las personas que necesitan un hidromasaje con fines terapéuticos ni siquiera pueden, por este mismo motivo, acceder al recinto de la bañera ya que hay que meterse dentro pasando por encima de la propia barrera que conforma la bañera.

Aunque permiten estar tumbados en el agua, el gasto tanto económico como medioambiental es muy grande, y este es el motivo principal que hace decantarse a los clientes por optar por la siguiente opción de la que vamos a hablar: las duchas con columnas de hidromasaje.

 

Duchas con columna de hidromasaje

Las columnas de hidromasaje permiten incluir chorros de agua a presión e incluso modular las partes del cuerpo en las que queremos que nos afecten. Algo que comúnmente se desconoce es que no tenemos por qué estar de pie, sino que las duchas pueden incorporar asientos que permiten una relajación superior y cabeceras para apoyar la cabeza.

El aspecto de estas columnas es igual a las normales, solo que incluyen dispositivos que permiten las opciones de hidromasaje y, en algunos casos, pueden incluir también radio para aquellos amantes de escuchar este medio, ya sea música o cualquier otro programa.

Además, existen muchísimos modelos diferentes que aportan opciones y combinaciones de colores y formas, lo que permite a las columnas de hidromasaje crear un espacio más divertido, personal y diferente.

 

Entonces, ¿cuál es la mejor opción?

Después de haber analizado ambas opciones, sin duda alguna, la mejor opción por la que decantarse es instalar una ducha con columna de hidromasaje. Nuestra vida es un no parar de un lado a otro, por ello una ducha es mucho más funcional y sencilla, tanto en sentido de espacio como de rapidez a la hora de asearse y ahorrar más agua. La mayor preparación la requiere una bañera con hidromasaje, y muchas veces las personas no disponemos ni del tiempo ni de los recursos para poder hacer uso de una bañera como tal, sin que se convierta en la costumbre de “ducharse en la bañera” que suele ocurrir en las personas que tienen una bañera en sus aseos. Por ello, a nivel práctico, decorativo y sencillez ganan las columnas de hidromasaje por encima de las bañeras.