Durante los últimos años han surgido nuevas formas de negocio que se dedican a sustituir la tradicional bañera por una ducha, mucho más cómoda y accesible a todos los miembros de la familia. La sustitución de bañera por ducha se trata de un proceso rápido, cómodo y para nada complejo. Si estás planteándote la posibilidad de llevarlo a cabo en tu hogar y deseas saber cómo exactamente debe producirse el proceso, este artículo es para ti.

Gracias a QuieroDucha, en solamente 24 horas tiene finalizada la sustitución de tu tradicional bañera por una ducha con superficie que previene los temidos resbalones. Además, ofrecemos un producto seguro, de buena calidad, que se adapta a tus gustos y preferencias, siempre desde un trato lo más cercano posible al cliente.

 

¿Cuál es el proceso que seguimos en QuieroDucha para cambiar la bañera por una ducha paso a paso?

 

Lo primero de todo es realizar procedimiento previo a la sustitución, para asegurar que el servicio a ofrecer se ajusta al máximo con tus intereses y prioridades.

 

Estudio previo

El primer paso es un estudio previo, realizado por teléfono o por correo electrónico, que tiene como objetivo solucionar posibles preguntas que puedan surgir, además de proporcionar información acerca de los servicios que la empresa ofrece y de proponer un presupuesto. No tienes ninguna obligación de llevarlo a cabo si no se ajusta a ti, y además, la llamada no tiene ningún coste adicional. Esto se hace de manera que quede claro desde el inicio de cuáles son tus prioridades y, por supuesto, aclarar dudas para asegurarnos de que quedes lo más satisfecho posible con el resultado final.

Toma de medidas y fotografías: una vez que hayas comunicado tus planes de diseño, un técnico de la empresa acudirá a tu domicilio para medir y fotografiar tu aseo, para tener presentes sus dimensiones y diseño en todo momento.  Tras ello, te será explicado cuáles son las tareas que son necesarias para que el resultado sea el mejor posible y podrás elegir materiales del muestrario que ponen a tu disposición. El objetivo de este paso es ayudarte a conseguir un baño de ensueño que se adapte a ti y que, además, garantice tu seguridad al máximo, para eliminar cualquier tipo de riesgos y accidentes.

 

Llegada a un acuerdo

Una vez que se ha llegado a un acuerdo en cuanto al coste del procedimiento y los detalles de diseño del mismo, se procederá a asignar una fecha y una hora en la que tendrá lugar el trabajo por parte de los empleados de QuieroDucha en tu domicilio. Por supuesto, se hará cuando se ajuste a tu horario personal y laboral. De esta manera, se evitan posibles confusiones y malentendidos con respecto tanto al proceso en sí como al momento en el que éste tenga lugar.

Una vez ultimados los detalles, comenzará el procedimiento de sustitución, realizado en un plazo de hasta veinticuatro horas, y siempre con la mayor entrega y dedicación por parte de los técnicos.

Por fin llegará el momento de cambiar la bañera por la ducha. Lo primero que harán los técnicos será quitar la bañera, y después asegurarse de que el área está libre para poder instalar la ducha.

Colocación del plato de la ducha: después, se procederá a la instalación del plato de la ducha. Si eliges contar con QuieroDucha, se te proporcionará uno fabricado a base de cuarzo, que previene los resbalones. Además, es de material impermeable y con la capa que tú desees para cubrirlo.

 

Colocación de la mampara y los grifos

Para acabar, se colocará la mampara que hayas elegido y los grifos que ya habías elegido anteriormente, en la realización del presupuesto. De esta manera, lograrás darle un toque personalizado a tu ducha, y convertirás tu baño en una experiencia segura y, además, darle una apariencia estética que esté adecuada a ti y a tus gustos.

Tras esto, el trabajo habrá llegado por fin a término, y dispondrás de una ducha lista para utilizar cuando desees, y que, por otra parte, habrá sido posible gracias a un servicio rápido, de calidad y cómodo para ti, de manera que la satisfacción del cliente con el producto esté garantizada en la mayor medida de lo posible.