El mercado ofrece una amplia variedad de platos de ducha disponibles. Muchas veces, las personas pecamos por escoger siempre lo que, a simple vista, nos parece más bonito o que mejor combine con el baño que tenemos pensado. Sin embargo, además de pensar en lo estético, es necesario tomarnos nuestro tiempo para conocer las ventajas y las desventajas que tienen cada uno de ellos y las características que presentan. Una vez que hayas tomado un tiempo para comprobar e indagar en las diferentes opciones, solo quedará elegir la mejor opción para ti.

El cambio de bañera a ducha es un paso importante en la reforma de un cuarto de baño porque supone el paso de lo más tradicional a una opción más moderna, económica y sencilla. En este artículo hablaremos sobre los diferentes platos de ducha del mercado, así como del mejor que puedes adquirir con una excelente relación calidad y precio.

Tipos de platos de ducha, todas las opciones de mercado

Podemos distinguir diferentes platos de ducha en relación con los materiales de los que se componen.

Platos de Ducha de Porcelana

Los platos de ducha de porcelana son de los más conocidos del mercado. Se fabrican con los mismos materiales con los que se fabrican el resto de muebles del baño como el bidet, el lavabo o el váter. Se caracterizan por su durabilidad ya que si se cuidan pueden durar muchos años, son fáciles de limpiar y son de los platos de ducha más baratos del mercado ya que se ajustan a los presupuestos más económicos.

Sin embargo, estos platos de ducha son bastante frágiles a los golpes y, además, tienden a resbalar mucho. Los platos de porcelana no se fabrican a medida, lo que es un gran inconveniente para los clientes y, por otro lado, son bastantes fríos al contacto.

Platos de Ducha de resina o carga mineral

Son los platos de ducha más vendidos del mercado. Se trata de un plato de ducha fabricado con una mezcla de materiales: resina, mármoles y diferentes materiales. La mezcla de estos materiales hace que los platos de ducha se caracterizan por ser macizos, extraplanos y duros. En este caso, sí que se fabrica a medida y son compactos y cálidos. Por el contrario, su precio es menos económico y más elevado.

Platos de Ducha acrílicos o de fibra de vidrio

Estos platos de ducha suelen confundirse con los de porcelana. Se caracterizan por tener una capa acrílica superior para que no se filtre el agua y a su vez van rellenos de fibra de vidrio o de espuma de poliuretano. La fibra de vidrio tiene mayor consistencia pero también es más elevada de precio. Estos platos de ducha son ligeros, cálidos y resbalan menos que los de porcelana, pero no se fabrican a medida, se pueden aboyar y con el tiempo pierden el tono del color.

Características en las que fijarse  a la hora de escoger un Plato de Ducha

Hay aspectos importantes a la hora de examinar los platos de ducha:

  • Certificado de tolerancia a los productos de limpieza
  • Capacidad antideslizante
  • Dureza y durabilidad
  • La válvula que disponen
  • Tipo de superficie
  • Peso
  • Calidez
  • Facilidad de limpieza
  • Posibilidad de crear a medida
  • Resistencia a los golpes

 

¿Cuál es el mejor plato de ducha?

El mejor plato de ducha que podemos recomendarte es el de QUIERODUCHA®. Se trata de un plato de ducha antideslizante, compuesto de cuarzo y cuyas características permiten una limpieza muy sencilla y fácil. Este plato de ducha puede ser creado a medida de tu cuarto de baño, utilizando paneles de cuarzo de gran calidad y mediante un proceso de creación del plato de ducha totalmente automatizado.

Además, su válvula es Viega, fabricada en Alemania y se trata de una válvula sifónica. Este maravilloso plato de ducha es una opción ideal para cualquier cuarto de baño y, además, su rejilla es de diseño enrasado y fabricada en acero inoxidable.

¿A qué estás esperando? Pruébalo y no te arrepentirás.